Noticias

Publicado el agosto 6th, 2018 | por Webmaster

0

Agradecen al conservador Carlos Castañeda por 42 años de servicio

Compartir

Luego de 42 años de haber ingresado a la Dirección Desconcentrada de Cultura de La Libertad, Carlos Oswaldo Castañeda mantiene la misma sonrisa. No pelea ni se enemista con nadie porque dice que no tiene tiempo para eso, mucho menos ahora que la escasa cabellera evidencia la sabiduría alcanzada durante todo esos años. 

Carlos o Don Chape, como lo conocen, está a punto de dejar la institución a la cual dedicó los mejores años de su vida, tras haber cumplido el ciclo inevitable que dictan los años, en la Unidad de Conservación y Restauración de la Dirección Desconcentrada de Cultura de La Libertad, antes Instituto Nacional de Cultura.

Los amigos de Don Chape prepararon un homenaje significativo para él, pero más que para despedirlo, en realidad para que sepa que siempre se quedará en el corazón de todos los que conocieron y sonrieron con esa broma imprevista que siempre tenía guardada bajo la manga. 

A la pequeña ceremonia de homenaje estuvo presente Ricardo Morales, director del Proyecto Huacas de Moche, y uno de los mejores amigos de Don Chape,  a quien convocó hace 42 años para que integre el equipo de conservadores y restauradores de la institución.

“Él (Don Chape) es una persona sincera. Nunca lo he escuchado hablar mal de nadie. Es una persona que ha trabajado mucho, pero siempre conservando su sonrisa que lo caracteriza y que ha sido siempre su esencia”, dijo Morales.

La directora de la Dirección Desconcentrada de Cultura de La Libertad, María Elena Córdova Burga, reconoció el gran trabajo que realiza Don Chape en la institución y reconoció que fue él quien le enseñó muchas cosas que sabe de la cultura y la conservación del patrimonio.

Carlos del Mar, Ronald Salas y Héctor Suárez, compañeros de área, también dedicaron emotivas palabras para este dedicado y destacado trabajador.

Asimismo, el equipo de Imagen Institucional de la Dirección Desconcentrada de Cultura preparó un emotivo vídeo con fotografías aún en blanco y negro, donde Don Chape aparece trabajando o posando sonriendo en algún lugar de la región.

“Me siento triste y a la vez feliz, triste por dejar esta gran familia, y feliz porque ahora tendré tiempo para dedicarle a mis 18 nietos. No puedo decirles más porque el doctor me ha prohibido emocionarme mucho”, dijo don Carlos Castañeda casi con la voz quebrada, pero sin dejar de sonreír.

Finalmente se le obsequió un cuadro con una gran fotografía donde se le ve trabajando con una gran sonrisa en el taller, donde ha pasado los últimos 42 años y que seguro extrañará mucho.


Acerca del autor



Los comentarios han sido cerrados.

Regresar arriba ↑
  • Plataforma
  • Plataforma
  • HazloSimple"
  • VisitaVirtual
  • Patrimonio Cultural
  • consulta
  • Trabajo Remoto
  • Convocatorias CAS 2020
  • Racismo
  • HazloSimple"